El yoga y la meditación son dos actividades potencialmente beneficiosas para el cuerpo y la mente. Por ello hoy quiero hablarte de una clase de yoga muy especial, el Lu Jong.
 
La unión del cuerpo [Lu] con el entrenamiento o formación [Jong]
Lu Jong es una técnica de movimiento consciente desarrollada hace 8.000 años por monjes tibetanos. Al vivir en las motañas del Himalaya, lejos de cuidados médicos, nació la necesidad de crear movimientos terapéuticos que les mantuvieran sanos física, mental y energéticamente. Combinando sus conocimientos de medicina tibetana y observación de la naturaleza crearon este sanador sistema cuya raíz bebe de la cultura Bön y las enseñanzas Tantrayana.
 
Adaptación a la cultura occidental
Durante muchos años Lu Jong fue desconocido en Occidente hasta que un reconocido médico tibetano, Tulku Lama Lobsang Rinpoche, lo adaptó introduciendo esta técnica ancestral a la modernidad. Este médico observó la desconexión de occidente con la naturaleza (su propia Naturaleza) y las enfermedades que provocaba; así que adaptó los movimientos para las mentes y cuerpos occidentales sin perder su esencia sanadora e incluso potenciándola.
 
Algunos beneficios
  • Los movimientos están encaminados a la sanación y la relajación
  • Permite la apertura de todos los chacras
  • Apacigua las emociones negativas
  • Mejora las dolencias relacionadas con la columna vertebral
  • Mejora la forma física y elimina los peligros de la vida sedentaria
Despertando nuestros sentidos, transformaremos nuestro cuerpo, vehículo de una transformación mayor y sutil, nuestra conciencia.

Minerva Berceo
Instructora de Yoga Tibetano Lu Jong